Pablo y Silas en Prisión, Hechos 16:22-40

Carcelero cuida de Pablo y Silas
DC50 – Hechos 16:19-38
Pablo en cárcel por hablar sobre Jesús.

Lectura de la Biblia:

Pablo y Silas en Prisión

22
Entonces el pueblo se Levantó a una contra ellos. Y
los magistrados les despojaron de sus ropas con violencia y mandaron
azotarles con varas.
23
Después de golpearles con muchos azotes, los echaron en la
Cárcel y ordenaron al carcelero que los guardara con mucha
seguridad.
24
Cuando éste Recibió semejante orden, los
Metió en el calabozo de Más adentro y Sujetó sus
pies en el cepo.
25
Como a la medianoche, Pablo y Silas estaban orando y cantando
himnos a Dios, y los presos les escuchaban.
26
Entonces, de repente sobrevino un fuerte terremoto,
de manera que los cimientos de la Cárcel fueron sacudidos. Al
instante,
todas las puertas se abrieron, y las cadenas de todos se soltaron.
27
Cuando el carcelero Despertó y vio abiertas las
puertas de la Cárcel, Sacó su espada y estaba a punto de
matarse,
porque pensaba que los presos se Habían escapado.
28
Pero Pablo Gritó a gran voz, diciendo: –¡No te
hagas Ningún mal, pues todos estamos Aquí!
29
Entonces él Pidió luz y se Lanzó adentro, y
se Postró temblando ante Pablo y Silas.
30
Sacándolos afuera, les dijo: –Señores,
¿qué debo hacer para ser salvo?
31
Ellos dijeron: –Cree en el Señor Jesús y
Serás salvo, Tú y tu casa.
32
Y le hablaron la palabra del Señor a él, y a todos
los que estaban en su casa.
33
En aquella hora de la noche, los Tomó consigo y les
Lavó las heridas de los azotes. Y él fue bautizado en
seguida, con
todos los suyos.
34
Les hizo entrar en su casa, les puso la mesa y se Regocijó
de que con toda su casa Había Creído en Dios.
35
Cuando se hizo de Día, los magistrados enviaron a los
oficiales a decirle: –Suelta a esos hombres.
36
El carcelero Comunicó a Pablo estas palabras: –Los
magistrados han enviado orden de que Seáis puestos en libertad;
ahora,
pues, salid e id en paz.
37
Pero Pablo les dijo: –Después de azotarnos
Públicamente sin ser condenados, siendo nosotros ciudadanos
romanos,
nos echaron en la Cárcel; y ahora, ¿nos echan fuera a
escondidas? ¡Pues
no! ¡Que vengan ellos mismos a sacarnos!
38
Los oficiales informaron de estas palabras a los magistrados,
quienes tuvieron miedo al Oír que eran romanos.
39
Y fueron a ellos y les pidieron disculpas. Después de
sacarlos, les rogaron que se fueran de la ciudad.
40
Entonces, después de salir de la Cárcel, entraron
en casa de Lidia; y habiendo visto a los hermanos, les exhortaron y
luego partieron.

Hechos 16:22-40

Información histórica:

Si un soldado romano  perdió a un preso, a el lo matan.


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: