La Sunamita y su hijo, 2 Reyes 4:8-37

La mujer Sunamita recibe a su hijo resucitado.
En los días de Eliseo, el fue a Sunén, una ciudad de Isacar y conoció a un mujer muy rica y el resto de la historia se puede leer en 2 Reyes 4Ñ8-37.

Lectura de la Biblia:

Las mujeres recibieron sus muertos por resurrección; – Eliseo restaura al hijo de Shunammite.
Hebreos 11:35
y

La Sunamita fue restaurada cuando su hijo es resucitado

1
Entonces una mujer, que fuera esposa de uno de los hijos de los profetas, Clamó a Eliseo diciendo: –Tu siervo, mi marido, ha muerto. Tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehovah, pero el acreedor ha venido para llevarse a mis dos hijos como esclavos suyos.
2
Y Eliseo le Preguntó: –¿Qué puedo hacer por ti? Dime qué tienes en casa. Ella Respondió: –Tu sierva no tiene ninguna cosa en casa, excepto un frasco de aceite.
3
El le dijo: –Vé y pide prestadas vasijas de fuera, de todas tus vecinas, vasijas Vacías; no pidas pocas.
4
Luego entra, cierra la puerta Detrás de ti y de tus hijos, y vierte el aceite en todas esas vasijas. Y cuando una esté llena, ponla aparte.
5
Ella se Apartó de él y Cerró la puerta Detrás de Sí y de sus hijos. Ellos le Traían las vasijas, y ella Vertía el aceite.
6
Y Sucedió que cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: –Tráeme otra vasija. Y le Respondió: –No hay Más vasijas. Entonces el aceite Cesó.
7
Luego ella fue y se lo Contó al hombre de Dios, quien dijo: –Anda, vende el aceite y paga tu deuda, y Tú y tus hijos vivid de lo que quede.
2 Reyes 4:8-37
También leer Mateo 11:1-19 y 14:1-12


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: