Hombre sobre estera durminte, Lucas 5:17-26

Jesús cura un hombre traydo en su estera por cuatro amigos.
Las casas fueron construidas principalmente de arcilla y piedra.
Eran principalmente llanos techó con una escalera en el lado de la casa.
Los cuatro amigos subieron la escalera y quitaron los azulejos de la azotea.
Ellos bajaron al hombre sobre una estera directamente delante de Jesús.
Jesús lo curó y el hombre se fue a casa elogiando a Dios.
Jesús hizo este sobre su vuelta a Capernaum.

Lectura de la Biblia:

Hombre sobre una camilla

Jesús Cura un Paralítico

17
Y Aconteció en uno de esos Días que Jesús estaba enseñando, y estaban sentados Allí unos fariseos y maestros de la ley que Habían venido de todas las aldeas de Galilea, de Judea y Jerusalén. El poder del Señor estaba con él para sanar.
18
Y he Aquí, unos hombres Traían sobre una camilla a un hombre que era Paralítico, y procuraban llevarlo adentro y ponerlo delante de Jesús.
19
Al no encontrar Cómo hacerlo a causa de la multitud, subieron encima de la casa y juntamente con la camilla, le bajaron por el tejado en medio, delante de Jesús.
20
Al ver la fe de ellos, Jesús le dijo: –Hombre, tus pecados te son perdonados.
21
Entonces los escribas y los fariseos comenzaron a razonar diciendo: –¿Quién es éste, que habla blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados, sino Sólo Dios?
22
Pero Jesús, Dándose cuenta de los razonamientos de ellos, Respondió y les dijo: –¿Qué Razonáis en vuestros corazones?
23
¿Qué es Más Fácil? ¿Decir: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate y anda”?
24
Pero para que Sepáis que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados, –dijo al Paralítico–: A ti te digo: ¡Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa!
25
De inmediato se Levantó en presencia de ellos, Tomó la camilla en que estaba recostado y se fue a su casa glorificando a Dios.
26
El asombro se Apoderó de todos, y glorificaban a Dios. Fueron llenos de temor y Decían: –¡Hoy hemos visto maravillas!
27
Después de esto, Jesús Salió y vio a un publicano llamado Leví, sentado en el lugar de los tributos Públicos. Y le dijo: –¡Sígueme!
28
El, Dejándolo todo, se Levantó y le Siguió.
29
Entonces Leví le hizo un gran banquete en su casa, y Había un gran Número de publicanos y otros que estaban a la mesa con ellos.
30
Los fariseos y sus escribas murmuraban contra los Discípulos de él, diciendo: –¿Por qué coméis y bebéis con los publicanos y pecadores?
31
Respondiendo Jesús les dijo: –Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los que Están enfermos.
Lucas 5:17-26
ver también a Mateo 9:1-8, Marcos 2:1-12


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: