Pastor con ovejas en sus armas, Juan 10:1-21

Como Sus ovejas tenemos que conocer al pastor verdadero.
Y responda a Su voz.
Jesús estuvo de vuelta en Jerusalén.
Jesús pronto después de esta enseñanza va a más allá de la Jordan cerca de Jericó.

Lectura de la Biblia:

El Pastor y Su Multitud

10:1
“De cierto, de cierto os digo que el que no entra al redil de las ovejas por la puerta, sino que sube por otra parte, ése es Ladrón y asaltante.
2
Pero el que entra por la puerta es el pastor de las ovejas.
3
A él le abre el portero, y las ovejas oyen su voz. A sus ovejas las llama por nombre y las conduce afuera.
4
Y cuando saca fuera a todas las suyas, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.
5
Pero al extraño Jamás Seguirán; Más bien, Huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.”
6
Jesús les dijo esta figura, pero ellos no entendieron qué era lo que les Decía.
7
Entonces Jesús les Habló de nuevo: “De cierto, de cierto os digo que yo soy la puerta de las ovejas.
8
Todos los que vinieron antes de Mí eran ladrones y asaltantes, pero las ovejas no les oyeron.
2
Yo soy la puerta. Si alguien entra por Mí, Será salvo; Entrará, Saldrá y Hallará pastos.
10
El Ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
11
Yo soy el buen pastor; el buen pastor pone su vida por las ovejas.
12
Pero el asalariado, que no es el pastor, y a quien no le pertenecen las ovejas, ve que viene el lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo arrebata y esparce las ovejas.
13
Huye porque es asalariado, y a él no le importan las ovejas.
14
Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las Mías me conocen.
15
Como el Padre me conoce, yo también conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.
16
“También tengo otras ovejas que no son de este redil. A ellas también me es necesario traer, y Oirán mi voz. Así Habrá un solo rebaño y un solo pastor.
17
Por esto me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.
18
Nadie me la quita, sino que yo la pongo de Mí mismo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento Recibí de mi Padre.”
19
Hubo División otra vez entre los Judíos a causa de estas palabras,
20
y muchos de ellos Decían: –Demonio tiene y Está fuera de Sí. ¿Por qué le Escucháis?
21
Otros Decían: –Estas palabras no son las de un endemoniado. ¿Podrá un demonio abrir los ojos de los ciegos?
Juan 10:1-21


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: