La Transfiguración, Lucas 9:28-36

Jesús va a una cumbre de la montaña con tres de sus discípulos.
Y se encuentra con Su padre y dos hombres, Moisés y Elías.
Pedro quiso construir tres Refugios o Templos o tiendas de campaña Sagradas. Dios contestó a comentarios de Pedro “dijo escuchan a mi Hijo”.
Ahora Dios no mora en tiendas de campaña, pero en los corazones de Sus pueblos.

Lectura de la Biblia:

La Transfiguración

9:28
Aconteció, como ocho Días después de estas palabras, que Tomó consigo a Pedro, a Juan y a Jacobo, y Subió al monte a orar.
29
Y mientras oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y sus vestiduras se hicieron blancas y resplandecientes.
30
Y he Aquí, dos hombres hablaban con él. Eran Moisés y Elías,
31
quienes aparecieron en gloria y hablaban de su partida, que él iba a cumplir en Jerusalén.
32
Pedro y los otros con él estaban cargados de sueño; pero se mantuvieron vigilando y vieron su gloria y a dos hombres que estaban con él.
33
Aconteció que, mientras aquéllos se apartaban de él, Pedro dijo a Jesús, sin saber lo que Decía: –Maestro, nos es bueno estar Aquí. Levantemos, pues, tres enramadas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.
34
Mientras él estaba diciendo esto, vino una nube y les hizo sombra. Y ellos tuvieron temor cuando entraron en la nube.
35
Entonces de la nube Salió una voz que Decía: “Este es mi Hijo, el Escogido. A él Oíd.”
36
Cuando Cesó la voz, Jesús fue hallado solo. Y ellos callaron, y en aquellos Días no dijeron a nadie nada de lo que Habían visto.
Lucas 9:28-36
también ver a Mateo 17:1-8 y Marcos 9:2-13


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: