Jesús La Crucifixión, Lucas 23:26-46

Jesús toma su instrumento de muerte con él.
Jesús en el camino a muerte sobre la cruz. Las mujeres de Jerusalén o las Hijas de Jerusalén eran un grupo de mujeres quien apoyó a la persona que debía morir sobre la cruz y su familia.
Era este grupo al cual Jesús habló cuando comenzado con Hijas de Jerusalén y terminando con el verde y el árbol seco en Lucas 23:28-31.

Lectura de la Biblia:

La Crucifixión

26
Y ellos, al llevarle, tomaron a un tal Simón de Cirene, que Venía del campo, y le pusieron encima la cruz para que la llevase tras Jesús.
27
Le Seguía una gran multitud del pueblo y de mujeres, las cuales lloraban y se lamentaban por él.
28
Pero Jesús, volviéndose hacia ellas, les dijo: –Hijas de Jerusalén, no lloréis por Mí, sino llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos.
29
Porque he Aquí Vendrán Días en que Dirán: “Bienaventuradas las estériles, los vientres que no concibieron y los pechos que no criaron.”
30
Entonces Comenzarán a decir a las montañas: “¡Caed sobre nosotros!” y a las colinas: “¡Cubridnos!”
31
Porque si con el árbol verde hacen estas cosas, ¿qué se Hará con el seco?
32
Llevaban también a otros dos, que eran malhechores, para ser ejecutados con él.
33
Cuando llegaron al lugar que se llama de la Calavera, le crucificaron Allí, y a los malhechores: el uno a la derecha y el otro a la izquierda.
34
Y Jesús Decía: –Padre, Perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y partiendo sus vestidos, echaron suertes.
35
El pueblo estaba de pie mirando, y aun los gobernantes se burlaban de él, diciendo: –A otros Salvó. Sálvese a Sí mismo, si es el Cristo, el escogido de Dios.
36
También los soldados le Escarnecían, Acercándose, ofreciéndole vinagre
37
y diciéndole: –Si Tú eres el rey de los Judíos, Sálvate a ti mismo.
38
Había también sobre él un Título escrito que Decía: ESTE ES EL REY DE LOS JUDIOS.
39
Uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba diciendo: –¿No eres Tú el Cristo? ¡Sálvate a ti mismo y a nosotros!
40
Respondiendo el otro, le Reprendió diciendo: –¿Ni siquiera temes Tú a Dios, estando en la misma Condenación?
41
Nosotros, a la verdad, padecemos con Razón, porque estamos recibiendo lo que merecieron nuestros hechos; pero éste no hizo Ningún mal.
42
Y le dijo: –Jesús, acuérdate de Mí cuando vengas en tu reino.
43
Y le dijo: –Jesús, acuérdate de Mí cuando vengas en tu reino.
Lucas 23:26-46
También lea a Mateo 27:15-26, Marcos 15:6-15, Juan 18:38-19:6.


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: