Sumo sacerdote Caiafás, Lucas 22:54-71

2o proceso Caifás el Sumo Sacerdote.
Antes del Sumo Sacerdote Caifás y Sanedrín antes de luz de día.
Este proceso era ilegal porque era antes de la luz del día.
Para los segundos de seis procesos.

Lectura de la Biblia:

Jesús Detenido

54
Le prendieron, le llevaron y le hicieron entrar en la casa del sumo sacerdote. Y Pedro le Seguía de lejos.
55
Cuando encendieron fuego en medio del patio y se sentaron alrededor, Pedro también se Sentó entre ellos.
56
Entonces una criada, al verle sentado junto a la lumbre, le Miró fijamente y dijo: –¡Este estaba con él!
57
Pero él Negó diciendo: –Mujer, no le conozco.
58
Un poco después, al verle otro, le dijo: –¡Tú también eres de ellos! Y Pedro dijo: –Hombre, no lo soy.
59
Como una hora después, otro Insistía diciendo: –Verdaderamente, también éste estaba con él, porque es galileo.
60
Y Pedro dijo: –¡Hombre, no sé lo que dices! Y de inmediato, estando él Aún hablando, el gallo Cantó.
61
Entonces el Señor se Volvió y Miró a Pedro, y Pedro se Acordó de la palabra del Señor como le Había dicho: “Antes que el gallo cante hoy, me Negarás tres veces.”
62
Y saliendo fuera, Pedro Lloró amargamente.
La Guardia Burla de Jesús
63
Los hombres que Tenían bajo custodia a Jesús se burlaban de él y le golpeaban.
64
Y cubriéndole le preguntaban diciendo: –¡Profetiza! ¿Quién es el que te Golpeó?
65
Y le Decían otras muchas cosas, Injuriándole.

Jesús ante el concilio Judio

66
Cuando Amaneció, se juntaron los ancianos del pueblo, los principales sacerdotes y los escribas, y le llevaron al Sanedrín de ellos.
67
Y le dijeron: –Si Tú eres el Cristo, ¡Dínoslo! Pero él les dijo: –Si os lo dijera, no lo Creeríais.
68
Además, si yo os preguntara, no me Responderíais.
69
Pero de ahora en adelante, el Hijo del Hombre Estará sentado a la diestra del poder de Dios.
70
Le dijeron todos: –Entonces, ¿eres Tú Hijo de Dios? Y él les dijo: –Vosotros Decís que yo soy.
71
Entonces ellos dijeron: –¿Qué Más necesidad tenemos de testimonio? Porque nosotros mismos lo hemos Oído de su boca.
Lucas 22:54-71
y

Jesús ante Pilato

1
Entonces, Levantándose toda la multitud de ellos, le llevaron a Pilato.
2
Y comenzaron a acusarle diciendo: –Hemos hallado a éste que agita a nuestra Nación, Prohíbe dar tributo al César y dice que él es el Cristo, un rey.
3
Entonces Pilato le Preguntó diciendo: –¿Eres Tú el rey de los Judíos? Respondiendo le dijo: –Tú lo dices.
4
Pilato dijo a los principales sacerdotes y a la multitud: –No hallo Ningún delito en este hombre.
5
Pero ellos Insistían diciendo: –Alborota al pueblo, enseñando por toda Judea, comenzando desde Galilea, hasta Aquí.
6
Entonces Pilato, al Oírlo, Preguntó si el hombre era galileo.
7
Y al saber que era de la Jurisdicción de Herodes, lo Remitió a Herodes, quien también estaba en Jerusalén en aquellos Días.

Jesús ante Herodes

8
Herodes, viendo a Jesús, se Alegró mucho; porque Hacía mucho tiempo que deseaba verle, pues Había Oído muchas cosas de él y Tenía esperanzas de que le Vería hacer Algún milagro.
9
Herodes le preguntaba con muchas palabras, pero Jesús no le Respondió nada.
10
Estaban Allí los principales sacerdotes y los escribas, Acusándole con vehemencia.
11
Pero Herodes y su corte, después de menospreciarle y burlarse de él, le vistieron con ropa espléndida. Y Volvió a enviarle a Pilato.
12
Aquel mismo Día se hicieron amigos Pilato y Herodes, porque antes Habían estado enemistados.

Jesús ante Pilato nuevamente

13
Entonces Pilato Convocó a los principales sacerdotes, a los magistrados y al pueblo,
14
y les dijo: –Me habéis presentado a éste como persona que Desvía al pueblo. He Aquí, yo le he interrogado delante de vosotros, y no he hallado Ningún delito en este hombre, de todo aquello que le Acusáis.
15
Tampoco Herodes, porque él nos lo Remitió; y he Aquí no ha hecho ninguna cosa digna de muerte.
16
Así que, le soltaré después de castigarle.
17
Pues Tenía necesidad de soltarles uno en cada fiesta.
18
Pero toda la multitud dio voces a una, diciendo: –¡Fuera con éste! ¡Suéltanos a Barrabás!
19
Este Había sido echado en la Cárcel por Sedición en la ciudad y por un homicidio.
20
Entonces Pilato les Habló otra vez, queriendo soltar a Jesús.
21
Pero ellos volvieron a dar voces, diciendo: –¡Crucifícale! ¡Crucifícale!
22
El les dijo por tercera vez: –¿Pues qué mal ha hecho éste? Ningún delito de muerte he hallado en él. Le castigaré entonces, y le soltaré.
23
Pero ellos Insistían a grandes voces, pidiendo que fuese crucificado. Y sus voces prevalecieron.
Lucas 23:1-23
También lea a Mateo 26:57-68, Marcos 14:53-65, Juan 18:24, Juan 18-19.


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: