Elí el sumo sacerdote y 10o Juez de Israel, 1r Samuel 1:1-4:22


Level3 Featured Image NOT SET


1r Samuel 1:1-4:22

Elí

también lea a 1 Reyes 2:27

El Nacimiento de Samuel

10
ella Oró a Jehovah con amargura de alma y Lloró mucho.
11
E hizo un voto diciendo: –Oh Jehovah de los Ejércitos, si te dignas mirar la Aflicción de tu sierva, te acuerdas de Mí y no te olvidas de tu sierva, sino que le das un hijo Varón, entonces yo lo dedicaré a Jehovah por todos los Días de su vida, y no Pasará navaja sobre su cabeza.
12
Sucedió que mientras ella oraba largamente delante de Jehovah, Elí observaba la boca de ella.
13
Ana hablaba en su Corazón; Sólo se Movían sus labios, pero no se Oía su voz. Elí Creyó que ella estaba ebria.
14
Y le Preguntó Elí: –¿Hasta Cuándo vas a estar ebria? ¡Aparta de ti el vino!
15
Ana Respondió y dijo: –No, señor Mío; yo soy una mujer atribulada de Espíritu. No he bebido vino ni licor, sino que he derramado mi alma delante de Jehovah.
16
No pienses que tu sierva es una mujer Impía. Es por mi gran congoja y por mi Aflicción que he hablado hasta ahora.
17
Elí Respondió y le dijo: –Vé en paz, y que el Dios de Israel te conceda la Petición que le has hecho.
18
Ella dijo: –Que tu sierva halle gracia ante tus ojos. La mujer Siguió su camino. Después Comió y no estuvo Más triste.
19
Se levantaron de madrugada y adoraron delante de Jehovah. Y volviéndose, llegaron a su casa en Ramá. Elcana Conoció a Ana su mujer, y Jehovah se Acordó de ella.
20
Y Sucedió que a su debido tiempo, Ana Concibió y dio a luz un hijo. Y le puso por nombre Samuel, diciendo: “Porque se lo Pedí a Jehovah.”

Ana Dedico Samuel

21
Después aquel hombre, Elcana, Subió con toda su familia, para ofrecer a Jehovah el sacrificio anual y cumplir su voto.
22
Pero Ana no fue, sino que dijo a su marido: –Tan pronto como el niño sea destetado, lo llevaré para que sea presentado ante Jehovah y se quede Allí para siempre.
23
Y Elcana su marido le Respondió: –Haz lo que te parezca bien; quédate hasta que lo destetes. ¡Sólo que Jehovah cumpla la palabra que sale de tu boca! Así que la mujer se Quedó y Amamantó a su hijo hasta que lo Destetó.
24
Y después de haberlo destetado, lo Llevó consigo y lo trajo a la casa de Jehovah en Silo, junto con un toro de tres años, un efa de harina y una vasija de vino. El niño era pequeño.
25
Después de degollar el toro llevaron el niño a Elí.
26
Y ella dijo: –¡Oh, señor Mío! Vive tu alma, oh señor Mío, que yo soy aquella mujer que estuvo de pie Aquí, junto a ti, orando a Jehovah.
27
Por este niño oraba, y Jehovah me ha concedido lo que le Pedí.
28
Por eso yo también lo dedico a Jehovah; y Estará dedicado a Jehovah todos los Días de su vida. Y adoraron Allí a Jehovah.

1Samuel 2
La oración de Ana

1
Entonces Ana Oró y dijo: “Mi Corazón se regocija en Jehovah; mi poder se enaltece en Jehovah. Mi boca se ensancha contra mis enemigos, porque me he alegrado en tu Salvación.
2
“No hay santo como Jehovah, porque no hay ninguno aparte de ti; no hay roca como nuestro Dios.
3
No multipliquéis palabras altaneras; cesen en vuestra boca las palabras insolentes. Porque Jehovah es un Dios de todo saber; por él son examinadas las acciones.
4
“Los arcos de los fuertes son quebrados, pero los que tropiezan se ciñen de poder.
5
Los que estaban saciados se alquilan por comida, pero los que estaban hambrientos dejan de estarlo. Aun la que era estéril da a luz siete hijos, pero la que Tenía muchos hijos languidece.
6
“Jehovah hace morir y hace vivir. El hace descender al Seol y hace subir.
7
Jehovah hace empobrecer y hace enriquecer. El humilla y enaltece.
8
El levanta del polvo al pobre, y al necesitado enaltece desde la basura, para hacerle sentar con los nobles y hacerle poseer un trono de honor. Porque de Jehovah son las columnas de la tierra, y sobre ellas Asentó el mundo.
9
“El guarda los pies de sus fieles, pero los Impíos perecen en las tinieblas; porque nadie Triunfará por su propia fuerza.
10
Jehovah Quebrantará a sus adversarios; contra ellos Tronará desde los cielos. Jehovah Juzgará los confines de la tierra. El Dará fortaleza a su rey y Enaltecerá el poder de su ungido.”
11
Después, Elcana Regresó a su casa en Ramá, pero el niño Servía a Jehovah delante del sacerdote Elí.

Los Malos Hijos de Elí

12
Los hijos de Elí eran hombres Impíos, que no Tenían conocimiento de Jehovah.
13
Los sacerdotes acostumbraban a proceder con el pueblo de esta manera: Cuando alguno Ofrecía un sacrificio, y mientras era cocida la carne, el criado del sacerdote iba con un tenedor de tres dientes en su mano,
14
y lo Metía en el perol, en el caldero, en la olla o en la marmita. Y todo lo que sacaba el tenedor, el sacerdote lo tomaba para Sí. Esto Hacían con todo israelita que iba Allí a Silo.
15
Asimismo, el criado del sacerdote iba, aun antes que quemaran el sebo, y Decía al que sacrificaba: “Da al sacerdote carne para asar, porque no Tomará de ti carne cocida, sino cruda.”
16
Si el hombre le Respondía: “Deja que primero hagan arder el sebo, y después toma todo lo que te apetezca”, él Decía: “No, Dámela ahora mismo; de lo contrario, la tomaré por la fuerza.”
17
El pecado de los Jóvenes era muy grande delante de Jehovah, porque los hombres trataban con irreverencia las ofrendas de Jehovah.
18
El niño Samuel Servía delante de Jehovah, vestido con un efod de lino.
19
Su madre le Hacía año tras año una Túnica pequeña, y se la llevaba cuando iba con su marido para ofrecer el sacrificio anual.
20
Entonces Elí Bendecía a Elcana y a su mujer diciendo: “Jehovah te dé hijos de esta mujer, en lugar de este que ella Pidió a Jehovah.” Y regresaban a su casa.
21
Jehovah Visitó a Ana con su favor, y ella Concibió y dio a luz tres hijos y dos hijas. Y el niño Samuel Crecía delante de Jehovah.
22
Elí ya era muy anciano y Oía todo lo que Hacían sus hijos a todo Israel, y Cómo se acostaban con las mujeres que Servían a la entrada del Tabernáculo de Reunión.
23
El les Preguntó: –¿Por qué hacéis semejantes cosas? Yo oigo de todo este pueblo acerca de vuestras malas acciones.
24
No, hijos Míos, no es bueno el rumor que oigo y que el pueblo de Jehovah difunde.
25
Si un hombre peca contra otro hombre, Dios Intercederá por él; pero si alguno peca contra Jehovah, ¿quién Intercederá por él? Sin embargo, ellos no escucharon la voz de su padre, porque Jehovah Quería hacerlos morir.
26
Y el niño Samuel Crecía en estatura y en gracia para con Dios y los hombres.

Profecía Contra la Casa de Elí

27
Entonces un hombre de Dios vino a Elí y le dijo: “Así dice Jehovah: ‘Yo me manifesté claramente a la casa de tu padre, cuando estaban en Egipto al servicio de la casa del Faraón.
28
Yo le Escogí como sacerdote Mío entre todas las tribus de Israel, para que subiera a mi altar, quemara el incienso y llevara el efod en mi presencia. Yo he dado a la casa de tu padre todas las ofrendas quemadas de los hijos de Israel.
29
¿Por qué habéis desdeñado mis sacrificios y mis ofrendas que mandé ofrecer en mi morada? Has honrado a tus hijos Más que a Mí, y os habéis engordado con lo mejor de todas las ofrendas de mi pueblo Israel.’
30
“Por tanto, dice Jehovah Dios de Israel: ‘En verdad, yo Había dicho que tu casa y la casa de tu padre Estarían delante de Mí para siempre.’ Pero ahora, dice Jehovah: ¡De ninguna manera! Yo honraré a los que me honran, pero los que me desprecian Serán tenidos en poco.
31
He Aquí vienen Días cuando cortaré tu brazo y el brazo de la casa de tu padre, de modo que en tu casa no haya ancianos.
32
Tú Verás que tu morada padece necesidad, mientras yo colmo de bienes a Israel; y Jamás Habrá ancianos en tu casa.
33
Pero no eliminaré completamente a los tuyos que sirven en mi altar, para consumir tus ojos y llenar tu alma de dolor. Todos los descendientes de tu casa Morirán en la edad viril.
34
Te Servirá de señal esto que Acontecerá a tus dos hijos, Ofni y Fineas: Ambos Morirán en el mismo Día.
35
Pero yo levantaré para Mí un sacerdote fiel que Actúe conforme a mi Corazón y a mi alma. Le edificaré una casa firme, y él Andará en presencia de mi ungido todos los Días.
36
Y Sucederá que el que quede de tu casa Irá a postrarse delante de él por un poco de dinero y por un bocado de pan, diciéndole: ‘Por favor, Asóciame con alguno de los servicios sacerdotales, a fin de que yo tenga un poco de pan para comer.'”

1Samuel 3
El Señor Llama a Samuel

1
El joven Samuel Servía a Jehovah delante de Elí. La palabra de Jehovah escaseaba en aquellos Días, y no Había visiones con frecuencia.
2
Pero Aconteció cierto Día, mientras Elí (cuyos ojos Habían comenzado a debilitarse, de modo que no Podía ver) estaba acostado en su aposento
3
y Samuel Dormía en el templo de Jehovah donde estaba el arca de Dios, que antes que la Lámpara de Dios fuese apagada,
4
Jehovah Llamó a Samuel, y él Respondió: –Heme Aquí.
5
Y Corrió a Elí diciendo: –Heme Aquí. ¿Para qué me has llamado? Elí Respondió: –Yo no te he llamado. Vuelve a acostarte. El se Volvió y se Acostó,
6
y Jehovah Volvió a llamar: –¡Samuel! Samuel se Levantó, fue a Elí y dijo: –Heme Aquí. ¿Para qué me has llamado? Elí Respondió: –Hijo Mío, yo no te he llamado. Vuelve a acostarte.
7
Samuel Todavía no Conocía a Jehovah, ni la palabra de Jehovah le Había sido Aún revelada.
8
Jehovah Llamó por tercera vez a Samuel; y él se Levantó, fue a Elí y dijo: –Heme Aquí. ¿Para qué me has llamado? Entonces Elí Entendió que Jehovah llamaba al joven.
9
Y Elí dijo a Samuel: –Vé y acuéstate; y Sucederá que si te llama, Dirás: “Habla, oh Jehovah, que tu siervo escucha.” Samuel se fue y se Acostó en su sitio.
10
Entonces vino Jehovah, se Paró y Llamó como las otras veces: –¡Samuel, Samuel! Samuel Respondió: –Habla, que tu siervo escucha.
11
Y Jehovah dijo a Samuel: –He Aquí, yo voy a hacer algo en Israel, que a quien lo escuche le Retiñirán ambos Oídos.
12
Aquel Día cumpliré contra Elí, de principio a fin, todas las cosas que he hablado contra su casa.
13
Yo le he declarado que juzgaré a su casa para siempre, por la iniquidad que él conoce; porque sus hijos han blasfemado contra Dios, y él no les ha reprochado.
14
Por tanto, he jurado a la casa de Elí que la iniquidad de su casa Jamás Será expiada, ni con sacrificios ni con ofrendas.
15
Samuel Permaneció acostado hasta la mañana. Luego Abrió las puertas de la casa de Jehovah, pero Samuel Temía contar la Visión a Elí.
16
Entonces Elí Llamó a Samuel y le dijo: –Hijo Mío, Samuel. El Respondió: –Heme Aquí.
17
El le Preguntó: –¿Qué es lo que te ha hablado? Por favor, no me lo encubras. Así te haga Dios y aun te añada, si me encubres una palabra de todo lo que ha hablado contigo.
18
Samuel se lo Contó todo sin encubrirle nada. Entonces él dijo: –¡El es Jehovah! Que haga lo que le parezca bien.
19
Samuel Crecía, y Jehovah estaba con él y no dejaba sin cumplir ninguna de sus palabras.
20
Todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, Sabía que Samuel estaba acreditado como profeta de Jehovah.
21
Jehovah Volvió a manifestarse en Silo, pues era en Silo donde Jehovah se revelaba a Samuel mediante la palabra de Jehovah.

1Samuel 4

1
Y la palabra de Samuel llegaba a todo Israel. Por aquel tiempo Israel Salió en pie de guerra al encuentro de los filisteos, y Acampó junto a Eben-ezer, mientras que los filisteos acamparon en Afec.
2
Los filisteos se dispusieron para combatir contra Israel; y cuando se Libró la batalla, Israel fue vencido ante los filisteos, quienes mataron en el campo de batalla a unos 4.000 hombres.
3
Cuando el pueblo Volvió al campamento, los ancianos de Israel preguntaron: –¿Por qué nos ha causado hoy Jehovah una derrota ante los filisteos? Hagamos traer Acá desde Silo el arca del pacto de Jehovah, a fin de que venga en medio de nosotros y nos libre de mano de nuestros enemigos.
4
Entonces el pueblo Envió a Silo, e hicieron traer de Allí el arca del pacto de Jehovah de los Ejércitos, que tiene su trono entre los querubines. Ofni y Fineas, los dos hijos de Elí, estaban Allí con el arca del pacto de Dios.
5
Aconteció que cuando el arca del pacto de Jehovah Llegó al campamento, todo Israel Gritó con un Júbilo tan grande que la tierra Tembló.
6
Cuando los filisteos oyeron el estruendo del Júbilo, preguntaron: –¿A qué se debe este estruendo de gran Júbilo en el campamento de los hebreos? Cuando se enteraron de que el arca de Jehovah Había sido Traída al campamento,
7
los filisteos tuvieron miedo. Y Decían: –¡Los dioses han venido al campamento! –Y Añadían–: ¡Ay de nosotros, porque semejante cosa no Había sucedido antes!
8
¡Ay de nosotros! ¿Quién nos Librará de mano de estos dioses fuertes? Estos son los dioses que hirieron a los egipcios con toda clase de plagas en el desierto.
9
Esforzaos, oh filisteos, y sed hombres, para que no Sirváis a los hebreos como ellos os han servido a vosotros. ¡Sed hombres y combatid!
10
Los filisteos combatieron, e Israel fue vencido; y cada uno Huyó a su morada. Ocurrió una gran derrota, pues cayeron de Israel 30.000 hombres de Infantería.
11
El arca de Dios fue tomada, y fueron muertos Ofni y Fineas, los dos hijos de Elí.
12
Aquel mismo Día, cierto hombre de Benjamín Corrió desde el campo de batalla hasta Silo, con la ropa rasgada y tierra sobre su cabeza.
13
Cuando Llegó, he Aquí que Elí estaba sentado en un banco vigilando junto al camino, porque su Corazón temblaba a causa del arca de Dios. Cuando aquel hombre Llegó a la ciudad y dio la noticia, toda la ciudad Prorrumpió en Griterío.
14
Al Oír Elí el estruendo del Griterío, Preguntó: –¿Qué estruendo de alboroto es éste? El hombre se dio prisa, vino y dio la noticia a Elí.
15
Elí Tenía ya 98 años; sus pupilas estaban Inmóviles, de modo que no Podía ver.
16
El hombre dijo a Elí: –Soy el que ha venido de la batalla; hoy escapé de la batalla. Y Elí le Preguntó: –¿Qué ha pasado, hijo Mío?
17
El mensajero Respondió y dijo: –Israel ha huido delante de los filisteos. Ha ocurrido una gran mortandad entre el pueblo. También han muerto tus dos hijos, Ofni y Fineas; y el arca de Dios ha sido capturada.
18
Y Aconteció que cuando él Mencionó el arca de Dios, Elí Cayó de espaldas del banco, junto a la puerta. Se Quebró la nuca, y Murió, porque era hombre anciano y obeso. El Había juzgado a Israel durante cuarenta años.
19
También su nuera, la mujer de Fineas, que estaba encinta y Próxima a dar a luz, al Oír la noticia de que el arca de Dios Había sido capturada y que su suegro y su marido Habían muerto, se Encorvó y dio a luz; porque le sobrevinieron sus dolores.
20
Al tiempo que Moría, le Decían las que estaban junto a ella: –No tengas temor, porque has dado a luz un hijo. Pero ella no Respondió ni Prestó Atención.
21
Ella Llamó al niño Icabod diciendo: –La gloria se ha apartado de Israel. Dijo esto porque el arca de Dios Había sido capturada, y por lo ocurrido a su suegro y a su marido.
22
Ella dijo: –La gloria se ha apartado de Israel, porque el arca de Dios ha sido capturada.

también lea a 1 Reyes 2:27


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: