El Nacimiento de Samuel, 1r Samuel 1:1-2:11


Level3 Featured Image NOT SET


1r Samuel 1:1-2:11

El Nacimiento de Samuel

9
Después de haber comido y bebido en Silo, Ana se Levantó; y mientras el sacerdote Elí estaba sentado en una silla junto al poste de la puerta del templo de Jehovah,
10
ella Oró a Jehovah con amargura de alma y Lloró mucho.
11
E hizo un voto diciendo: –Oh Jehovah de los Ejércitos, si te dignas mirar la Aflicción de tu sierva, te acuerdas de Mí y no te olvidas de tu sierva, sino que le das un hijo Varón, entonces yo lo dedicaré a Jehovah por todos los Días de su vida, y no Pasará navaja sobre su cabeza.
12
Sucedió que mientras ella oraba largamente delante de Jehovah, Elí observaba la boca de ella.
13
Ana hablaba en su Corazón; Sólo se Movían sus labios, pero no se Oía su voz. Elí Creyó que ella estaba ebria.
14
Y le Preguntó Elí: –¿Hasta Cuándo vas a estar ebria? ¡Aparta de ti el vino!
15
Ana Respondió y dijo: –No, señor Mío; yo soy una mujer atribulada de Espíritu. No he bebido vino ni licor, sino que he derramado mi alma delante de Jehovah.
16
No pienses que tu sierva es una mujer Impía. Es por mi gran congoja y por mi Aflicción que he hablado hasta ahora.
17
Elí Respondió y le dijo: –Vé en paz, y que el Dios de Israel te conceda la Petición que le has hecho.
18
Ella dijo: –Que tu sierva halle gracia ante tus ojos. La mujer Siguió su camino. Después Comió y no estuvo Más triste.
19
Se levantaron de madrugada y adoraron delante de Jehovah. Y volviéndose, llegaron a su casa en Ramá. Elcana Conoció a Ana su mujer, y Jehovah se Acordó de ella.
20
Y Sucedió que a su debido tiempo, Ana Concibió y dio a luz un hijo. Y le puso por nombre Samuel, diciendo: “Porque se lo Pedí a Jehovah.”
Ana Dedica Samuel
21
Después aquel hombre, Elcana, Subió con toda su familia, para ofrecer a Jehovah el sacrificio anual y cumplir su voto.
22
Pero Ana no fue, sino que dijo a su marido: –Tan pronto como el niño sea destetado, lo llevaré para que sea presentado ante Jehovah y se quede Allí para siempre.
23
Y Elcana su marido le Respondió: –Haz lo que te parezca bien; quédate hasta que lo destetes. ¡Sólo que Jehovah cumpla la palabra que sale de tu boca! Así que la mujer se Quedó y Amamantó a su hijo hasta que lo Destetó.
24
Y después de haberlo destetado, lo Llevó consigo y lo trajo a la casa de Jehovah en Silo, junto con un toro de tres años, un efa de harina y una vasija de vino. El niño era pequeño.
25
Después de degollar el toro llevaron el niño a Elí.
26
Y ella dijo: –¡Oh, señor Mío! Vive tu alma, oh señor Mío, que yo soy aquella mujer que estuvo de pie Aquí, junto a ti, orando a Jehovah.
27
Por este niño oraba, y Jehovah me ha concedido lo que le Pedí.
28
Por eso yo también lo dedico a Jehovah; y Estará dedicado a Jehovah todos los Días de su vida. Y adoraron Allí a Jehovah.

1r Samuel 2
La oracion de Ana

1
Entonces Ana Oró y dijo: “Mi Corazón se regocija en Jehovah; mi poder se enaltece en Jehovah. Mi boca se ensancha contra mis enemigos, porque me he alegrado en tu Salvación.
2
“No hay santo como Jehovah, porque no hay ninguno aparte de ti; no hay roca como nuestro Dios.
3
No multipliquéis palabras altaneras; cesen en vuestra boca las palabras insolentes. Porque Jehovah es un Dios de todo saber; por él son examinadas las acciones.
4
“Los arcos de los fuertes son quebrados, pero los que tropiezan se ciñen de poder.
5
Los que estaban saciados se alquilan por comida, pero los que estaban hambrientos dejan de estarlo. Aun la que era estéril da a luz siete hijos, pero la que Tenía muchos hijos languidece.
6
“Jehovah hace morir y hace vivir. El hace descender al Seol y hace subir.
7
Jehovah hace empobrecer y hace enriquecer. El humilla y enaltece.
8
El levanta del polvo al pobre, y al necesitado enaltece desde la basura, para hacerle sentar con los nobles y hacerle poseer un trono de honor. Porque de Jehovah son las columnas de la tierra, y sobre ellas Asentó el mundo.
9
“El guarda los pies de sus fieles, pero los Impíos perecen en las tinieblas; porque nadie Triunfará por su propia fuerza.
10
Jehovah Quebrantará a sus adversarios; contra ellos Tronará desde los cielos. Jehovah Juzgará los confines de la tierra. El Dará fortaleza a su rey y Enaltecerá el poder de su ungido.”
11
Después, Elcana Regresó a su casa en Ramá, pero el niño Servía a Jehovah delante del sacerdote Elí.


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: