El testimonio de Ana, Ana la profetisa, Luca 2:36-38

Ana era una mujer anciana quien dedico sus días a la oración.
Ella dedico su vida a Dios y vivio en el templo.

Lectura de la Biblia:

Ana la profetisa

36 También estaba allí la profetisa Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Ella era de edad avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su matrimonio;

37 y había quedado como viuda hasta ochenta y cuatro años. No se apartaba del templo, sirviendo con ayunos y oraciones de noche y de día. 38 En la misma hora acudió al templo y daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén.
Luca 2:36-38


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: