Fe del Centurión, Lucas 7:1-10

Fe del Centurión.
Los Romanos fueron vistos como una fuerza de ocupación extranjera.
Los cuartos delanteros para el ejército romano estaban en Cesarea, un puerto marítimo.
Este Centurión Romano fue colocado en Capernaúm una ciudad sobre el borde de el Mar de Galilea.
Él había construido para los Judíos locales un sitio de oración.
Un centurión era responsable de 100 soldado.

Lectura de la Biblia:

La Fe del Centurión

1
Una vez concluidas todas sus palabras al pueblo que le escuchaba, Jesús Entró en Capernaúm.
2
Y el siervo de cierto Centurión, a quien él Tenía en mucha estima, estaba enfermo y a punto de morir.
3
Cuando Oyó hablar de Jesús, le Envió ancianos de los Judíos para rogarle que fuera y sanara a su siervo.
4
Ellos fueron a Jesús y le rogaban con insistencia, diciéndole: –El es digno de que le concedas esto;
5
porque ama a nuestra Nación y él mismo nos Edificó la sinagoga.
6
Jesús fue con ellos. Y cuando ya no estaban muy lejos de su casa, el Centurión le Envió unos amigos para decirle: –Señor, no te molestes, porque no soy digno de que entres bajo mi techo.
7
Por eso, no me tuve por digno de ir a ti. Más bien, di la palabra, y mi criado Será sanado.
8
Porque yo también soy hombre puesto bajo autoridad y tengo soldados bajo mi mando. Y digo a éste: “Vé”, y él va; digo al otro: “Ven”, y él viene; y digo a mi siervo: “Haz esto”, y él lo hace.
9
Cuando Jesús Oyó esto, se Maravilló de él; y Dándose vuelta, dijo a la gente que le Seguía: –¡Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe!
10
Cuando volvieron a casa los que Habían sido enviados, hallaron sano al siervo.
Lucas 7:1-10

Los Romanos fueron vistos como una fuerza de ocupación extranjera.
Ver también a Mateo 8:5-13


Otros módulos en esta unidad: - Other modules in this unit: